PIDE TU CITA

Blanqueamientos dentales: ventajas, desventajas y alternativas

Si quieres que el blanco decida mudarse a tu sonrisa, existen numerosas técnicas, la mayoría realizadas por profesionales del sector, que te pueden ayudar a rebajar varios tonos tu blanco natural. Natural, o que se haya ido oscureciendo con el paso del tiempo por diferentes motivos, como alimentación, bebidas, medicaciones o tabaco.

Como en todo, siempre encontrarás ventajas y desventajas de las técnicas de blanqueamiento. Con estas líneas, vamos a intentar resolver todas las dudas que tengas al respecto de las más habituales y, además, te daremos a conocer otras alternativas más pioneras que quizás no conoces, como las microcarillas dentales.

Lo primero que debes saber es que existen varias causas por las que nuestra sonrisa no es todo lo blanca que nos gustaría. Es posible que las causas sean incluso anteriores a la aparición del diente, en la edad infantil. En este caso, el motivo suele encontrarse en alguna medicación que hayamos recibido.

También es probable que alguna pieza dental en concreto se haya oscurecido por una fractura o por la edad. Pero también es muy habitual que el oscurecimiento radique en nuestros hábitos, ya que el café, el té, algunos alimentos y el tabaco suelen ser los culpables de que vayamos perdiendo tonos de blanco con el paso del tiempo.

Las técnicas más habituales de blanqueamiento pasan por la aplicación de distintas sustancias, normalmente químicas, sobre la parte externa del diente. También es habitual que el odontólogo utilice luz fría y peróxido de hidrógeno. Este procedimiento debe completarse en casa, por un periodo aproximado de un mes, mediante la colocación de una férula hecha a medida.

Existen experiencias de todo tipo. Sanitas ha aportado una visión bastante extensa desde la trayectoria de las compañías de seguros médicos privados.

En todo caso, se trata de técnicas reversibles y es necesario realizar repasos cada año. Quizá con este tipo de blanqueamiento no conseguimos el color deseado o esperado para nuestra sonrisa. No obstante, se trata de técnicas que deben estar siempre supervisadas y realizadas por un especialista, ya que habrá casos en los que no estén recomendadas, por ejemplo si existe caries.

Frente a todas estas opciones, existe una alternativa que ha revolucionado el sector de la odontología estética, por sus innovadores materiales y por sus óptimos resultados a largo plazo. Se trata de las microcarillas dentales Custom Smile. Una opción rápida, cómoda y eficaz para aportar un plus de ‘blanco’ a tu sonrisa, sin pasar por tratamientos agresivos.

La ventaja del tratamiento con carillas reside en que se consigue un color definitivo y podemos obtener el blanco deseado, ya que en los tratamientos  más convencionales se consigue, como mucho, el blanco que más se pueda, dentro del color original del diente y, en muchas ocasiones, no es el más blanco que existe ni el que deseamos.

Por todo ello, no dejes de preguntar sobre estas microcarillas en tu clínica dental habitual.